AMLO “EL ROTO”

0
240


Se nos rompió el Presidente. Y eso no es lo peor; lo peor es que se nos rompe a cada rato.



Vaya uno a saber si por viejito, por usado, porque “ya venía así”, por tarugo, por defectos de fábrica, por lo que Usted guste y mande, pero se nos rompe un día sí y otro también

Idéntico a La Chimoltrufia, el cabeza de torunda como dice una cosa dice otra. Para que no me tilde de hablador, le dejo algunos botones de muestra que, por cantidad, parecieran de sotan


¿Cuántas pipas de compraron sin licitar, de urgencia, en enero de este año? 671 pipas, en 92 millones de dólares; según declaraciones de Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de la SHCP.¡Pues no es cierto! Ni fueron671 pipas, ni 92 millones de dólares, ni había urgencia. De acuerdo con Pemex, se compraron nada más 612 pipas, en 100 millones y solo funcionan 428.2

¿Cuándo iba a terminar la violencia? Inmediatamente. El cabeza de guata le dijo a Ciro Gómez Leyva, textualmente: “Esto va a cambiar (…) claro que sí, desde el inicio; porque vamos a ganar; sí; la primer semana de julio del 2018; y a partir de ahí porque no va hacer falta esperar hasta el día primero de diciembre”.3 ¡Pues no es cierto! Ni en julio, ni en diciembre, ni en abril (“y ni para mayo”, podrían cantar los Hermanos Carrión). Sin que la violencia disminuya (ha aumentado de manera exponencial, van más de 13 mil asesinatos en lo que va del sexenio),4 hace unos días declaró que la seguridad iba a mejorar en seis meses;5 o sea, para octubre. ¡15 meses después de su triunfo!

Hace medio año, le dijo a Azucena Uresti que su plan de combatir la corrupción era de arriba hacia abajo; que iba a ser “relativamente fácil acabarla”.¡Pues no es cierto! Hace un mes, el cabeza de pañal admitió queno estaba siendo fácil; y que si bien la limpieza de México ya comenzó,  sacar la corrupción “tomará tiempo”.7

Presidente electo, el cotonete parado inauguró, en Chihuahua, los foros de consulta para “pacificar” el país; ahí dijo: “Vamos a incluir a todos los mexicanos, y vamos a escuchar la opinión de los que participarán en las mesas; no descartamos nada, no hay límites, no hay fronteras”.8 ¡Pues no es cierto! Ni mexicanos, ni mexicanas, ni nada de escuchar opiniones. Ocho meses después, a pregunta expresa del reportero Ernesto Santillán, AMLO aseguró que la exigencia de paz es “promovida, auspiciada, por los conservadores”.Ahora resulta que los que queremos paz en México somos una bola (en mi caso “exbola”, que mi inanición constante me ha costado lo suyo) de conservadores o, para usar su florido lenguaje, somos los “fifís”, los “derechistas”, los “fantoches”, los “hipócritas”, los “doble cara”.

Por eso, como a su ídolo radiofónico (en esas épocas se quedó el pobrecillo), habría que empezar a llamar al Cabeza de Cebolla: “AMLO ‘El Roto’”.

Una “reflexión personal” escrito por: Luis Villegas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here