El reto

0
147

La base electoral de Chihuahua para cualquier partido hace del municipio una posición estratégica, por la cual vale la pena decirle no a Javier Corral.

Después de Juárez, la capital del estado provee de la mayor cantidad de sufragios en una elección local o federal.

En 2018, nada más le dio al PAN 203 mil votos, cantidad nada despreciable, y clave si se quiere alcanzar el triunfo en las próximas elecciones ya en puerta.

Por ello no es nada extraño ver a los operadores de la presidente municipal, María Eugenia Campos, “Maru”, artífice de esa reserva de votos en la operación abierta y franca por el Comité Municipal, cuya elección está en marcha.

Ha sido Chihuahua un bastión de independencia frente a los afanes de imperio del gobernador.

No debe quedarse Corral con el Comité Municipal. En principio la carrera por el 2021 empieza por controlar las piezas dentro del partido y proteger esas ínsulas que den cobertura a las aspiraciones futuras.

Como uno de sus más conspicuos operadores, Juan Antonio González Villaseñor, desde la Dirección de Pensiones Municipales, realiza continua presencia. No es el único, pero es uno de los que más se observa en ello.

González Villaseñor, para quien esos caminos de operación no le son desconocidos -ya fue dirigente municipal panista y tiene camino recorrido en la función pública, donde incluso fue alcalde suplente- se siente cómodo en la talacha.

El reto -que no es otra cosa que tomar la decisión en las próximas horas- es presentar un candidato que rompa la decisión del Ejecutivo y el PAN estatal.

Hay negociación para presentar un candidato de unidad y evitar el desgaste de una elección. El estira y afloja está fuerte, porque no hay cesión de ningún bando.

En una lógica decisión de permanencia en el poder -que no de poder liso y llano- deben los alcaldes tener mano para tomar decisiones y ofrecer resultados.

Pero nos dicen que no es una lógica en el ánimo del vacacionista gobernador. No se resigna a permitir la operación política de quienes continuarán después de su efímero y desastroso régimen. Frente a ello, estaríamos ante una contienda entre ambos frentes internos.

La moneda, hasta hoy que cierran los registros, está en el aire. Las definiciones vienen hoy.

*

En ese contexto, no es Chihuahua el único Comité Municipal que evidentemente preocupa a Maru Campos.

Son los 67, pero dentro de ellos, obvio, las cabeceras distritales, que son las más importantes, para ir cerrando el cerco rumbo al 2021. 

Contar con la mayoría de los comités municipales es un control y base muy halagüeña para los propósitos futuros.

Hay una lógica de beneficio o perjuicio con estas decisiones, en su calidad de virtual aspirante a la gubernatura por el PAN.

Si dijimos que Chihuahua como comité municipal es clave, Juárez es crucial. Por ello no es nada extraño ver a los operadores de Maru en aquella frontera.

El sábado fue vista en un café discreto la actual subdirectora de Oficialía Mayor del ayuntamiento chihuahuense, la que autoriza contratos y licitaciones, nada menos que con Joob Quintín, aspirante al Comité Municipal panista en Juárez.

Era Daniela Álvarez tomando ese café de franquicia.

Quintín es un férreo opositor y contrario a los designios del gobernador. Sus encontronazos han sido públicos, no sólo con él, sino con sus funcionarios estatales y regidores.

Por supuesto tiene sus razones, en buena lid ganó Joob el año pasado la presidencia del PAN juarense, pero Corral lo maltrató peor que si fuera su peor enemigo.

*

Verónica Terrazas es una de las académicas chihuahuenses seleccionada para integrar el consejo que deberá proponer una resolución en relación con la alerta de género para Chihuahua. La otra es juarense, también académica, Susana Báez, de UACJ.

Ellas deberán analizar estadística, revisar políticas públicas y realizar entrevistas con personas involucradas en el tema, antes de tomar una decisión.

Verónica es psicológa y preside la asociación civil Alma Calma, enfocada a prevenir la violencia hacia las mujeres, niñas y niños, bajo una perspectiva de género.

Forma parte del selecto grupo de la poderosa consejera Luz Estela Castro, operadora eficiente y leal del ‘nuevo amanecer’ en este y otros muchos temas.

Nos dicen que la consejera tuvo mucho qué ver con una reunión reciente de la presidente del Instituto Nacional para las Mujeres, Nadine Gasman, a mediados de julio, donde placearon a Vero, días antes de su selección.

Muy conveniente su asistencia a dicha reunión, donde destacaron por su presencia algunas líderes feministas locales, con quienes se tomó alegres fotografias.

Pero el asunto es que existiendo un hilo conductor a Palacio, lo menos que se espera es que sea una férrea opositora a la mencionada declaración de alerta.

No conviene al gobierno de Chihuahua que se declare una situación de esta naturaleza, porque pone en tela de duda lo que se ha hecho durante dos años y medio en la materia.

Pero no hay manera de explicar una negativa a tal declaración, porque los homicidios contra las mujeres, por razón de género, han ido en incremento. Algo no se ha hecho bien.

Sería muy incongruente que otras entidades, a las cuales Chihuahua rebasa en recurrencia de tal ilícito, si tengan sobre sí la alerta y Chihuahua no.

Junio cierra a nivel nacional con 448 feminicidios en lo que va del año, con una cifra que se mantiene constante casi llegando a 80 crímenes mensuales.

Chihuahua descendió a cuatro feminicidios en dicho mes, pero venía de 6 y cinco crímenes, cuando el año empezó con dos homicidios de esta naturaleza por mes.

No son entonces los números nada positivos para que se niegue la alerta, y con ello, se adopten medidas extraordinarias de protección hacia la mujer.

*

Al diputado panista Miguel “Pelón” La Torre y al director de la Comisión de Vivienda, el exalcalde Carlos Borruel, les hacen ojitos desde Morena.

Abiertamente les coquetean a los panistas como ya lo hicieron con otro exalcalde del PAN, Juan Blanco.

Uno de los grupos fuertes del partido que dirige Martín Chaparro ve con buenos ojos al legislador albiazul y al funcionario que le causa incomodidades al corralismo. Al exdiputado federal ya lo arrimaron debido a que se encontraba desesperado por reflectores.

Los ven como figuras fuertes de la política en la capital. Es más, hay quienes ven sus perfiles como indispensables para, en uno de los escenarios, hacer mancuerna con el senador Cruz Pérez Cuéllar, en caso de que logre la candidatura a la gubernatura.

Los tres han tenido acercamientos con Morena. Del único que se ha sabido, por la desesperación que le provoca estar en la banca, es de Blanco Zaldívar, quien se alineó con Pérez Cuéllar desde la semana antepasada.

Por: Armando Líos Acosta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here