Protestas en Hong Kong: los manifestantes toman el aeropuerto y obligan a cancelar vuelos

0
36


Miles de personas se reunieron en las instalaciones, lo que obligó a las autoridades a cancelar este lunes los vuelos de salida de uno de los aeropuertos más concurridos del mundo.

En un comunicado, la autoridad aeroportuaria dijo que el tránsito de pasajeros y aviones se había visto «seriamente interrumpido» por la concentración de personas.

Las protestas en Hong Kong, algunas de las cuales derivaron en violencia, comenzaron hace más de dos meses por un polémico proyecto de ley de extradición a China, que luego fue suspendido.

Ahora los manifestantes siguen pidiendo más democracia y mayor autonomía respecto a China.

Muchos de los que protestan critican la acción de la policía, que el domingo reprimió con dureza las manifestaciones. En las imágenes se ve a agentes disparando gases lacrimógenos y municiones no letales a corta distancia.


La autoridad del aeropuerto de Hong Kong recomendó a todos los pasajeros que no acudan al aeropuerto, pero confirmó que dejarán aterrizar los vuelos que ya se dirigen a Hong Kong.

Alrededor de 75 millones de viajeros pasaron por el aeropuerto en 2018, que es un importante centro de tránsito internacional.

Después de dos meses de protestas, no hay señales que indiquen que las manifestaciones masivas y los disturbios de Hong Kong vayan a disminuir.

El domingo, una manifestación pacífica en el Parque Victoria de la ciudad provocó enfrentamientos cuando los manifestantes empezaron a marchar por una importante carretera a pesar de la prohibición policial.

En el bullicioso distrito central de Wan Chai, los manifestantes arrojaron bombas de gasolina y ladrillos a la policía, que respondió cargando contra ellos.

Los videos en las redes sociales también mostraron a agentes de la policía entrando en estaciones de tren cerradas y disparando gases lacrimógenos.

Las imágenes dentro de otra estación mostraban a oficiales disparando a corta distancia lo que parecía ser munición no letal.

Aunque las protestas en la ciudad se han vuelto cada vez más violentas, no ha habido arrestos durante los tres días anteriores a este bloqueo del aeropuerto.

El lunes, las autoridades chinas, que aún no han intervenido para reprimir los disturbios, utilizaron su retórica más fuerte para condenar a las actuaciones de los manifestantes más violentos.

«Los manifestantes radicales de Hong Kong han utilizado repetidamente herramientas extremadamente peligrosas para atacar a los agentes de policía, lo que ya constituye un delito violento grave, y también expone los primeros signos de terrorismo», dijo en una rueda de prensa Yang Guang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao (HKMAO).

«Esto solo busca pisotear el Estado de derecho y el orden social de Hong Kong», añadió.

Amnistía Internacional ya advirtió que la herramienta podría causar lesiones graves y aumentar las tensiones.

Los críticos de la medida dijeron que esto socavaría las libertades legales de Hong Kong y podría usarse para silenciar a los opositores.

La policía ha sido acusada de usar fuerza excesiva contra los manifestantes.

A pesar de que las autoridades de Hong Kong acordaron suspender el proyecto de ley, las manifestaciones continuaron sus protestas y han pedido que el proyecto se retire por completo.

Sus demandas se han ampliado para incluir llamados a una investigación independiente sobre la presunta brutalidad policial y la renuncia de Carrie Lam, jefa ejecutiva de Hong Kong.

Hong Kong es una región especial que es parte de China, pero sus ciudadanos tienen más autonomía que los del área continental. Tienen libertad de prensa e independencia judicial bajo el llamado enfoque de «un país, dos sistemas».

Por: BBC NEWS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here