Capacitan a personal de la central de abastos en control sanitario de frutas y hortalizas

0
130

Alrededor de 50 propietarios y responsables de procesos de la Central de Abastos, recibieron capacitación en temas que tienen que ver con las normas sanitarias vigentes para el control sanitario de frutas y hortalizas, el objetivo es incentivar la cultura de la auto evaluación y de esta manera evitar sanciones, multas y/o clausuras por incumplimiento a las disposiciones por omisión, lo que puede ser auto regulable.

Con la finalidad de capacitar al personal que labora en la Central de Abastos de Chihuahua, la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coespris) fue enlace para que el Ing. Hernani de la Cruz Cital, verificador de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, ofreciera laplática «Control sanitario de frutas y hortalizas (frescas y/o mínimamente procesadas)».

Las comisiones federales y estatales para la protección contra riesgos sanitarios, tienen como misión proteger a la población contra riesgos a la salud derivados del consumo de alimentos, realizando acciones tales como: visitas de verificación a establecimientos de transformación o empaquetado de frutas y hortalizas frescas y/o mínimamente procesadas, lo que permite adicionalmente, cumplir con requisitos sanitarios para la exportación.

Además, llevan a cabo reuniones de promoción en Buenas Prácticas de Higiene (BPH) para el proceso de alimentos y realiza capacitación del personal oficial de las entidades federativas en la verificación y dictamen de este tipo de establecimientos.

Los aspectos que deben considerarse en las plantas de empaque se encuentran contenidos en el Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de Actividades, Establecimientos, Productos y Servicios y en la Norma Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2009, Prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.

Cabe señalar que las actividades de fomento consideran las distintas etapas de la cadena, desde la producción, hasta la comercialización de los productos, como parte de un sistema integrado para el control de los factores de contaminación.

El registro y/o documentación de todas las acciones que realiza la industria, permiten establecer un sistema de rastreabilidad de productos, detectar los puntos débiles del sistema, establecer medidas para implementar las buenas prácticas de manufactura (BPM) y realizar acciones correctivas donde existan deficiencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here