Población indígena de cuatro municipios participa en consulta sobre Centros Regionales de Seguridad

0
19

FGE y Coepi presidieron las siete reuniones informativas sobre el proyecto, en las localidades donde se establecerán los CRSD: Juárez, Bocoyna, Guadalupe y Calvo y Guachochi

La Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (Coepi) y la Fiscalía General del Estado, concluyeron el proceso de consulta realizado entre la población indígena de Juárez, Bocoyna, Guadalupe y Calvo y Guachochi, emprendido durante los meses de enero y febrero del presente año.

El objetivo de estas reuniones fue dar a conocer a las y los habitantes de pueblos originarios, el contenido del proyecto de creación de los Centros Regionales de Seguridad para el Desarrollo (CRSD), así como conocer sus opiniones al respecto, y aclarar dudas.

Esto debido a que la ubicación que tendrán los cuatro espacios de seguridad, comprende zonas geográficas cercanas a la población indígena involucrada, en donde habitan los pueblos indígenas ralámuli, ódami, mixteco, mazahua, chinanteco y náhuatl.   

Cumpliendo con los lineamientos internacionales de respeto a los derechos indígenas, esta consulta se llevó a cabo por parte de la FGE, con el apoyo técnico y operativo de la Coepi, y como observadores y órganos garantes de validación del proceso, participó personal del Instituto Estatal Electoral y de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Durante siete reuniones organizadas con autoridades tradicionales de las comunidades originarias de los cuatro municipios, se informó a la población sobre los pormenores de la construcción de dichos centros en sus regiones, y se recabaron propuestas e ideas para integrarlas en los proyectos finales.

Los CRSD responden a la problemática de inseguridad que atraviesan algunas regiones de la entidad, y su ubicación estratégica busca prevenir el delito, así como mejorar los tiempos de atención e investigación, además, permiten que la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y la Agencia Estatal de Investigación (AEI), reduzcan costos de operación y tengan mayor efectividad y condiciones óptimas de trabajo.

Todos estos espacios contarán con un sistema de tratamiento de aguas residuales, que tendrán como base un biodigestor autolimpiable, por lo que el impacto ambiental en la operación, será menor.

Se espera que los CRSD estén operando ya para el próximo año. Para su construcción, se dará prioridad en la contratación de las y los pobladores indígenas que habitan en cada región, quienes contarán con condiciones de trabajo digno. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here