Trasladará FGR restos óseos de normalistas de Ayotzinapa a Austria

0
289

La Fiscalía General de la República (FGR) trasladará más fragmentos óseos a la Universidad de Innsbruck para nuevas pruebas genéticas, en busca de identificar algún otro caso de normalistas de Ayotzinapa que pudieron haber sido privados de la vida en el municipio de Cocula.Protesta en el antimonumento por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. Foto José Antonio López / ArchivoImagen cortesía de La Jornada 

Lo anterior, al dar a conocer que los peritajes que se realizaron en la universidad con sede en Austria, arrojaron resultados positivos y se reconfirmó que en los restos localizados en la Barranca La Carnicería, en el municipio de Cocula, corresponden a los estudiantes Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre y Jhosivani Guerrero de la Cruz.

En un mensaje a medios Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa informó que como resultado de las indagatorias realizada el año pasado en un lugar conocido como Barranca de la Carnicería, Ejido Cocula, en el estado de Guerrero, se logró que la Universidad de Innsbruck, reconfirmara que algunos de los fragmentos localizados corresponden a dos de los estudiantes de Ayotzinapa que en septiembre de 2014 fueron atacados y privados de la libertad por policías municipales y miembros del Cártel de Guerreros Unidos.

Señaló que en esa barranca se han recuperado alrededor de 180 fragmentos óseos, desde la primera búsqueda en noviembre del 2019 hasta la fecha, y que tras un análisis forense inicial por parte de peritos de la Fiscalía General de la república como del Equipo Argentino de Antropología Forense , se determinó la viabilidad realizar estudios genéticos en un total de 16 de ellos, y que fueron seleccionados los días 8,13,14 y 20 de octubre del 2020.

“Por lo que se tomó la decisión de trasladarlos al instituto de medicina legal de la Universidad de Innsbruck, en Austria. Sin embargo y debido a las limitaciones impuestas por la pandemia del Covid-19 el vuelo se realizó una vez que las condiciones sanitarias lo permitieran.

“El 19 de febrero de 2021 se acudió al instituto de medicina legal de la Universidad de Innsbruck, Austria, y se realizó la apertura de la valija diplomática por el embajador de México en Austria, diligencia en la que participé trasladando los indicios y haciendo entrega de los mismos al doctor Walther Parson, quien es jefe de departamento de genética forense de dicho instituto; esta entrega estuvo acompañada por el personal del Equipo Argentino de Antropología Forense, la Comisión Presidencial de caso Ayotzinapa de Gobernación y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“A mediados de marzo del presente año, el doctor Parson nos informó que, de los 16 restos óseos trasladados a la Universidad de Innsbruck, sólo seis eran viables para practicarles estudios genéticos.

Recientemente el 8 de junio de este año, el laboratorio de Innsbruck comunicó los resultados de los análisis en ADN y los cuales dos de ellos nos arrojan identificaciones positivas.

“La primera identificación fue a un hueso calcáneo, es decir, pertenece al talón de aquiles de un pie derecho y este resultado nos arrojó una reasociación positiva con el resto óseo identificado en junio de 2020 como perteneciente al alumno de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

“La segunda identificación fue obtenida a través de ADN nuclear, a una vértebra lumbar humana. Esta vértebra lumbar, no presenta ninguna alteración térmica, es decir, una exposición alta a fuego; los impactos que presenta o que presentó este indicio fueron únicamente a erosión, por la exposición a la intemperie, al sol, al agua, a la humedad y a la tierra, este tipo de hueso es considerado vital.

“La universidad de Innsbruck comunicó que la segunda identificación correspondiente al resto óseo anteriormente descrito, pertenece al estudiante normalista Jhosivani Guerrero de la Cruz. El estudio de ADN nuclear que se realizó tiene una concordancia con sus padres, don Margarito y doña Martina, así como sus tres hermanos.

“Los resultados de los estudios por ADN nuclear, a diferencia de los de ADN mitocondrial, permiten una certeza en la identificación del 99.9999 por ciento”.

A este respecto, señaló, el 16 de septiembre de 2015, la entonces PGR “informó la identificación de este mismo estudiante normalista con un análisis de ADN mitocondrial el cual reflejaba menor certeza y con un resultado únicamente del 17 por ciento de coincidencia lo cual fue muy bajo, se hizo las reiteraciones, se hicieron la recomendaciones necesarias, aún así las autoridades de la Procuraduría General de la República de aquel entonces decidieron salir a dar a conocer un resultado dudoso”.

Por lo que, reiteró, “el día de hoy, podemos reportar con la confianza de todas y cada una de las instituciones del Estado mexicano, involucradas en el hallazgo y en los traslados hacia la universidad de Innsbruck, que la identificación es cierta y plena de Jhosivani Guerrero de la Cruz”.

Así, indicó, “en los próximos días estaré viajando nuevamente a Innsbruck, Austria, con la finalidad de entregar nuevos restos óseos para su análisis y recoger los remanentes e inmediatamente informar a las familias si alguno de estos dos casos que estamos notificando como positivos, existe alguna posibilidad de obtener un remanente”.

Sin precisar el nombre de a quién se refería, Gómez Trejo señaló: “para esta Unidad que yo coordino, es claro que el deterioro biológico que presenta el hueso que identifica a Jhosivani Guerrero, es responsabilidad de quien abandonó la investigación y quiso cerrarla y concluirla, quien ya no buscó más allá, sino en la pereza, la tortura, el desconocimiento del derecho y la ley, buscó cerrar un caso”.

Con información de La Jornada