Conade pidió fiados los recipientes para recolectar la orina de los deportistas que irán a los Juegos Olímpicos

0
303

Ante la falta de dinero, el Comité Nacional Antidopaje (CNA) pidió fiados los recipientes para recolectar las muestras de orina de los deportistas que integran la delegación mexicana que participará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A un mes del inicio de las competencias apenas comenzaron a realizarse los controles antidopaje toda vez que no se contaba con los llamados BEREG-KIT, es decir, los frascos de seguridad donde se almacena la orina, porque la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) no ha destinado recursos públicos para comprarlos.

Apenas el viernes pasado, la empresa proveedora entregó 185 recipientes para que los comisarios antidopaje comiencen a realizar los controles que serán enviados a lo laboratorios de La Habana y de Salt Lake City, ambos acreditados por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA).

Sin embargo, los controles se realizarán con el tiempo en contra, toda vez que los resultados demoran varias semanas en entregarse, por lo que los deportistas mexicanos podrían viajar a Tokio sin que se sepa el resultado de sus análisis.

Asimismo, la Conade tiene un adeudo con el Laboratorio de La Habana pues no le ha pagado los servicios correspondientes a las muestras que ahí han sido analizadas desde que a la directora de la Conade, Ana Guevara, se lo ocurrió cerrar el laboratorio de México a partir del 1 de agosto de 2019.

Los primeros controles antidopaje que se realizaron fueron a un grupo de alrededor de 10 peloteros que participaron el fin de semana en los dos juegos de exhibición de una selección que se armó al vapor para cumplir con los compromisos ante República Dominicana y Venezuela.

Un comisario antidopaje se trasladó desde el viernes a Guadalajara para recolectar muestras de otros deportistas que viven en esa ciudad. 

Sin embargo, los controles se realizarán con el tiempo en contra, toda vez que los resultados demoran varias semanas en entregarse, por lo que los deportistas mexicanos podrían viajar a Tokio sin que se sepa el resultado de sus análisis.

Asimismo, la Conade tiene un adeudo con el Laboratorio de La Habana pues no le ha pagado los servicios correspondientes a las muestras que ahí han sido analizadas desde que a la directora de la Conade, Ana Guevara, se lo ocurrió cerrar el laboratorio de México a partir del 1 de agosto de 2019.

Los primeros controles antidopaje que se realizaron fueron a un grupo de alrededor de 10 peloteros que participaron el fin de semana en los dos juegos de exhibición de una selección que se armó al vapor para cumplir con los compromisos ante República Dominicana y Venezuela.

Un comisario antidopaje se trasladó desde el viernes a Guadalajara para recolectar muestras de otros deportistas que viven en esa ciudad. 

Con información de Proceso