Advierte IMSS Chihuahua que cáncer de mama también pueden padecerlo hombres

0
137
  • Este 23 de Octubre se celebró el Día de la Médica y el Médico
  • El IMSS tiene alrededor de 3 mil médicos en la entidad, tanto del régimen ordinario, como del Programa IMSS-Bienestar.

“De niños queríamos ser médicos para salvar vidas… Hoy, más que nunca, hemos tenido la oportunidad de vivir al máximo nuestra vocación, en esta etapa considerada la más difícil de la medicina en los últimos tiempos por la pandemia del COVID-19”, afirmó el neumólogo, Marco Hugo Sánchez Bustillos, coordinador de Medicina Interna del Hospital General Regional (HGR) No. 1, “Morelos” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua.

Lo anterior, fue en el marco del Día de la Médica y el Médico, en donde el IMSS celebra en el estado a cerca de 3 mil profesionales de la salud, tanto del régimen ordinario, como del Programa IMSS-Bienestar, que atiende a población de las comunidades más alejadas de la entidad.

El doctor Sánchez Bustillos es uno de los miles de médicos que en esta pandemia han sacado la casta para enfrentar a un adversario implacable, que ha puesto a prueba a todo un sistema y ha dado la oportunidad de crecimiento profesional y humano a todos ellos. 

“Desde niño quería ser doctor para curar a la gente. Al paso del tiempo, uno se queda con esa intensión. En mi caso, el querer salvar a mi abuelo que murió de una enfermedad pulmonar, es lo que definió mi determinación de ser médico”, afirma con nostalgia.

El neumólogo Sánchez Bustillos al principio de esta contingencia sanitaria fue jefe de Medicina Interna del HGR No. 01, por lo que le tocó coordinar el área de atención COVID-19 en esa unidad hospitalaria.

Actualmente, coordina a las jefaturas de Medicina Interna, Urgencias y de Terapia Intensiva de ese hospital. 

“De pequeño no sabes qué significa ser médico. Crees que es solo dar un medicamento  y que todo va a salir bien. Sin embargo, cuando ya ejerces y vives la experiencia, te acostumbras a vivir, luchar y aprender del dolor. Es enfrentarte cotidianamente a la posibilidad de la muerte y en todo momento, buscar el dar calidad de vida a los pacientes”, añadió.

Sin embargo, indicó que en los últimos años “nos enfrentamos a un reto de grandes dimensiones: una pandemia, cuya enfermedad implacable afecta directamente a los pulmones y de la que al principio no existían tratamientos; era desconocida y los mismos médicos teníamos pánico. Sin embargo, nos ha dejado grandes satisfacciones, porque hemos visto sobrevivir a muchos pacientes, pero también el dolor de ver perder a amigos,  compañeros y familiares”.

El especialista destacó que en esta contingencia sanitaria “me toca conocer la enfermedad y el manejo respiratorio de los pacientes con coronavirus. Mi aporte, es continuar investigando para innovar, buscar las mejores terapias, darles validez, así como orientar y capacitar al equipo de trabajo y aportar en la toma de decisiones en la atención COVID-19”.

En esta celebración del Día de la Médica y el Médico resaltó la necesidad de que los profesionales de la salud “sigamos aportando todo nuestro esfuerzo. Sabemos que el adversario es despiadado, pero los médicos y su vocación de servicio y la solidaridad de la población acatando las medidas sanitaras, es lo que nos va a sacar adelante durante esta pandemia”, enfatizó.

Finalmente, el galeno comentó en este Día de la Médica y el Médico lo siguiente: “Todos los que se atrevieron a cruzar la línea para entrar al área COVID-19, son personas que merecen todo mi respeto y admiración, porque están viviendo la vocación de servir”.