Niños Expuestos Al Humo De Tabaco, Propensos A Padecimientos Respiratorios Graves

0
392

 La posibilidad de enfermar se eleva al doble si ocurre durante el embarazo y en los
primeros años de vida.
 A nivel mundial, se estima que entre 30 y 70 por ciento de los niños están expuestos
a las toxinas del humo de cigarro.

Niños que durante la gestación y los primeros años de vida están expuestos al
humo de tabaco tienen más posibilidades de padecer neumonías graves y otras
enfermedades respiratorias.
Se estima que a nivel mundial entre 30 y 70 por ciento de la población infantil se
expone directa o indirectamente a las toxinas del cigarro.
El doctor Ángel Velázquez Giles, especialista del HGR número 1 “Dr. Carlos Mac
Gregor Sánchez Navarro”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), advirtió
que un niño que permanece en contacto con el humo de cigarro, es más propenso
a padecer influenza y otras infecciones causadas por el virus sincitial respiratorio,
uno de los más comunes del resfriado.
Éste puede provocar incluso complicaciones más graves que ameriten
hospitalización.
Además de los riesgos que representa fumar durante el embarazo, explicó, la
madre debe cuidar su exposición al humo de tabaco, ya que al inhalarlo durante la
gestación, produce alteraciones en el sistema de defensa del tracto respiratorio del
bebé, lo que podría originar cuadros de neumonía, amigdalitis, infecciones en el
oído o alergias nasales.
Añadió que en el peor de los casos, existe la posibilidad de desarrollar asma,
enfermedad que debilita la capacidad pulmonar y altera el desarrollo de estatura,
peso, fuerza y rendimiento escolar.

Un niño que se desenvuelve en un ambiente con presencia de humo de tabaco,
iniciará un proceso agudo de inflamación y posteriormente crónico por las
sustancias cancerígenas que posee el cigarro; por tanto, se debe evitar la
presencia de personas que fuman cuando hay niños, resaltó el doctor Velázquez
Giles.
Para atender a los menores afectados, el HGR 1 cuenta con médicos alergólogos
pediatras, quienes pueden prescribir vacunas, esteroides inhalados y antialérgicos,
así como con neumólogos especializados para ayudar a quienes deseen dejar de
fumar, mediante una terapia con psicólogos y fármacos indicados para las
enfermedades producidas por el tabaco.