Analizan El Papel De Los Extranjeros Dentro De La Revolución Mexicana.

0
347

La visión y práctica espiritista de Francisco I. Madero y el papel de los Cónsules
estadounidenses en el estado de Chihuahua durante la revolución mexicana, fueron
temas centrales en el segundo día de actividades de las III Jornadas Culturales de la
Revolución en el Norte de México. Por segundo día consecutivo se contó con la presencia
de profesores y estudiantes de la carrera de Historia de la UACJ.
Las actividades iniciaron con la plática de Catherine Mayo acerca de su libro “La
revolución de 1910 y el libro secreto de Francisco I. Madero”, un texto que narra
aspectos poco conocidos en la vida del llamado apóstol de la democracia en México, nos
referimos a su práctica espiritista.
La escritora Mayo relató cómo hace algunos años realizando trabajos de investigación
encontró un libro publicado en 1911 por Francisco I. Madero, bajo el pseudónimo de
VHIMA. El cual describe el espiritismo que Madero profesaba y que para los tiempos en
los que se publicó seguramente fue motivo de polémica.
“Una parte del resumen que yo hice sobre lo que Madero creía, decía algo como -No
somos nuestro cuerpo físico, somos espíritus y en tanto, estamos destinados a la
reencarnación, por nuestras obras y a través de retomar a Dios. Hablar en esos tiempos
de temas como la reencarnación sin duda era incluso peligroso, de ahí que pudiera ser
este el motivo por el cual no firma Madero con su nombre” relató la expositora.
Otro de los temas en debate durante el día fue la presentación de la plática: Los Agentes
Intermediarios Americanos, Los Cónsules de los Estados Unidos en las Chihuahua
1913-1914 a cargo del John Klingemann, investigador estadounidense que realiza un
doctorado sobre temas de la revolución mexicana.
Klingemann explicó que durante los años de la revolución los diplomáticos
estadounidenses ejercieron un papel de informantes “Los cónsules se vieron obligados a
trabajar fuera de sus actividades, facilitaban información para la protección de los
estadounidenses y los inversionistas de su país”.
Ambas participaciones dieron pie a interesantes comentarios y reflexiones entre el público
asistente en el marco de los conversatorios que se llevaron a cabo luego de las pláticas.