IMSS Advierte Que Comidas Rápidas Y Fuera De Horario Son Detonantes Para La Obesidad Y El Sobrepeso

0
683

 Además de diabetes, padecimientos cardio-vasculares, altos niveles de
grasa en la sangre, síndromes metabólicos y hasta cáncer.
La Delegación Estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en
Chihuahua, a través del área médica advirtió que el consumo de productos
denominados “chatarra”, es decir, con bajo valor nutritivo, y el sedentarismo, son
hábitos muy comunes entre la población que ponen en riesgo la salud, porque que
son las principales causas de la obesidad y sobrepeso.
El coordinador auxiliar de Salud Pública, doctor Ismael Rodríguez Chávez,
manifestó que los actuales estilos de vida propician que las personas sean más
vulnerables a subir de peso, principalmente por consumir comidas rápidas y fuera
de horario que son de fácil acceso en calles y establecimientos.
Añadió que las personas con sobrepeso u obesidad están expuestas a diversos
factores que propician enfermedades como la diabetes, padecimientos en las
arterias coronarias, presión arterial elevada, accidentes cerebro-vasculares, altos
niveles de grasa en la sangre, síndrome metabólico y hasta cáncer, entre otros.
Indicó que la enfermedad coronaria se produce debido al depósito de una
sustancia serosa en las arterias, que estrecha o bloquea la circulación de la
sangre que llega al corazón, lo que puede causar una angina de pecho o un
ataque cardiaco.
Para entender el daño, el médico explicó que la presión arterial es la fuerza que la
sangre ejerce sobre las paredes de venas y arterias, cuando esta presión es
elevada y permanece así un largo tiempo, genera otros problemas al organismo
(derrames cerebrales, falla de riñones).
Asimismo, señaló que los depósitos de grasa en las arterias también pueden
desprenderse y generar coágulos (embolias) que si se encuentran cerca del
cerebro se corre el riesgo de que la circulación sanguínea se interrumpa y con ello
la llegada de oxígeno al encéfalo, produciendo así un accidente cerebro vascular
que daña las funciones del pensamiento y/o movilidad.

Igualmente, comentó que con la diabetes tipo I y II, el cuerpo ya es incapaz de
controlar los altos niveles de azúcar en la sangre, lo que genera
descompensaciones metabólicas y a largo plazo acarrea otros problemas al
organismo.
Dijo además que el exceso de peso también implica para el cuerpo realizar
mayores esfuerzos no sólo cardiacos y metabólicos, si no motores y con ello un
mayor desgaste para huesos y articulaciones como rodillas, caderas y parte baja
de la espalda que producen dolores constantes y en la vida futura pueden llegar a
incapacitar.
Al padecer de sobrepeso u obesidad, también se incrementa el factor de riesgo de
padecer cáncer de mama, colon, endometrio y vesícula biliar.
Por lo tanto, el galeno exhortó a la derechohabiencia a llevar una vida saludable,
adoptar una alimentación sana que garantice el aporte de nutrientes, vitaminas y
minerales así como fibras que faciliten la digestión; realizar las comidas en
horarios establecidos y de manera relajada; evitar el sedentarismo haciendo
ejercicio o activándose físicamente por lo menos 30 minutos al día.
El especialista refirió la importancia de tomar en cuenta el mensaje de la campaña
nacional del IMSS “Chécate, Mídete, Muévete”, cuyo objetivo es concientizar
sobre la importancia que tiene el realizarse revisiones anuales de salud, moderar
los excesos alimenticios y otros hábitos dañinos, así como adoptar la actividad
física diaria.
Cabe recordar que el Instituto cuenta con módulos de PrevenIMSS en las
Unidades de Medicina Familiar (UMF) para que ahí les realicen una valoración de
peso y talla. También pueden solicitar orientación preventiva para evitar futuras
enfermedades y mejorar la calidad de vida.