Guardería Del IMSS Es Evacuada Por Incendio En Exitoso Simulacro

0
417

 Al escuchar las alarmas los pequeños ya conocen el procedimiento de
evacuación
 Todos los inmuebles del IMSS cuentan con planes de contingencia y
brigadas para actuar en caso de siniestro

Con la finalidad de dar respuesta inmediata y salvaguardar la
integridad física de los trabajadores, se llevó a cabo un simulacro de
incendio en las instalaciones de la Guardería número 003 del Instituto
Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua.
Lo anterior fue dentro de la programación del plan preventivo que el
IMSS tiene en práctica y adiestramiento para casos de emergencia o
siniestro, informó el titular de la Jefatura de Salud del Trabajo,
Prestaciones Económicas y Sociales de la Delegación Estatal, José de
la Luz Chacón Salas.
El funcionario indicó que en estas simulaciones participan tanto el
personal, como los niños beneficiarios, siempre bajo la supervisión y
apoyo de elementos de la Coordinación Estatal de Protección Civil
Estatal y de la Dirección de Vialidad.
Destacó que en esta práctica se evacuaron a 69 personas del
inmueble (44 niños y niñas y 25 adultos), en un tiempo de dos minutos
y 15 segundos, sin presentarse incidentes fuera de protocolo.
Asimismo, destacó en el IMSS tiene un Plan de Contingencias que
desarrolla de manera coordinada con las autoridades en la materia,
para responder de manera oportuna, ágil y eficaz en casos de
emergencia, el cual se aplica para cada uno de sus inmuebles.
COORDINACIÓN DELEGACIONAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Indicó que dicho esquema establece la integración de brigadas de
evacuación, búsqueda y rescate, procedimientos, materiales, zonas de
resguardo, entre otros aspectos, que permiten actuar inmediatamente
ante cualquier siniestro, así como proporcionar la información
necesaria para que los cuerpos de emergencia lleven a cabo su labor,
acciones que están normadas y avaladas por los organismos de
Protección Civil, nacional y estatal.
Chacón Salas resaltó que para lograr esta tarea, se capacita
periódicamente a los trabajadores y se programa la ejecución de dos
simulacros al año, para de esta manera condicionar al trabajador y los
mismos pequeños a actuar de manera conjunta desde el momento en
que se activa la alarma.
Dichas acciones son para mantener vigentes las habilidades en
materia de seguridad personal y material, así como evaluar la
capacidad de respuesta tanto de autoridades, como del personal del
Instituto.
“Todo esto se ve directamente reflejado en la respuesta de los
pequeños, al escuchar las alarmas, que inmediatamente se levantan y
se enfilan para recorrer los pasillos hacia las salidas de emergencia en
compañía de sus educadoras”, concluyó.