Conmemoran Un Año Del Asesinato De Defensor Indígena Juan Ontiveros Ramos

0
349

A un año de su asesinato, el crimen sigue impune; la indignación y la exigencia de justicia continúan

más vivas que nunca

La lucha por la que fue asesinado, prevalece en la comunidad de Choréachi, Guadalupe y Calvo
Se realizarán diversas actividades para conmemorar su vida y objeto de lucha

Chihuahua.- A un año del asesinato del defensor indígena del territorio y de los bienes
naturales, Juan Ontiveros Ramos, originario de Choréachi (Pino Gordo), municipio de
Guadalupe y Calvo, se mantiene la exigencia de justicia para su familia y para la comunidad;
además, la organización civil Alianza Sierra Madre A.C. (ASMAC) celebrará varias
actividades para conmemorar su vida y objeto de lucha: la riqueza cultural y ecológica de
Choréachi.
Representantes de ASMAC informaron que la mejor manera de conmemorar la vida y
notable defensa del territorio y los recursos naturales que Juan Ontiveros ejerció a costo de su
propia vida, es precisamente mostrar qué es lo que defendió: el territorio étnico-cultural y su
riqueza ecológica, por lo que, durante todo el mes de febrero y hasta el 15 de marzo, se
llevarán a cabo actividades en ese tenor.
Se comenzará el 22 de febrero con la presentación del proyecto Documentación de flora
y fauna dentro del territorio de Choréachi, en el que participaron jóvenes de la misma
comunidad, así como una exposición fotográfica; además, se realizará un Taller de minería
dirigido a comunidades indígenas para dar a conocer el efecto e impacto que tiene para el
medio natural la intromisión de dicha actividad económica en sus territorios ancestrales, ya
que en Choréachi se realizaron estudios de prospección, lo que representa una grave amenaza
para esta comunidad.
Representantes de ASMAC informaron que ha habido una gran dificultad para ejecutar
las órdenes de aprehensión contra los dos perpetradores, mismas que no se han ejecutado a
pesar de los operativos de seguridad hechos por la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo
que el crimen permanece impune. Lo anterior, a pesar de que se poseen cuando menos dos
minutas de trabajo en las que la Comisión Nacional de Seguridad se comprometió a coordinar
las acciones de logística necesarias para realizar operativos de seguridad junto con la FGE en
la comunidad de Choréachi, mismos que no se han ejecutado.
Por lo anterior, la comunidad de Choréachi y ASMAC exigieron a las autoridades
correspondientes que se efectúe una coordinación efectiva en el diseño de una estrategia de
seguridad, para que se ejecuten ambas órdenes de aprehensión, así como que no se desdeñe
una línea de investigación en la que se tome en cuenta como posible móvil del crimen, el
activismo de Juan Ontiveros en la defensa de los derechos territoriales y los recursos naturales
de su comunidad.
Hay que recordar que previo al asesinato, dadas las condiciones de violencia y otros
asesinatos contra defensores del territorio ancestral y del bosque, la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos había dictado medidas cautelares en favor de dos miembros de la
comunidad y sus núcleos familiares.
Posterior al asesinato, la Corte Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas
provisionales colectivas en favor de la comunidad (25 de marzo del 2017) para que el Estado
Mexicano proveyera de medidas necesarias de protección para sus integrantes.
Adicionalmente, por dichos antecedentes la Comisión Nacional de los Derechos
Humanos (CNDH) emitió medidas cautelares colectivas a favor de la comunidad en las que se
insta al Comisionado de la Secretaría Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia y al
Secretario General de Gobierno del Estado de Chihuahua César Jáuregui Robles, que se
proporcionen las medidas de seguridad suficientes que garanticen la vida e integridad física
de los habitantes e integrantes de la comunidad.