Cambios en las Selecciones Nacionales de México

La llegada de Ignacio Hierro y Javier Mier a las Selecciones Nacionales de México de inmediato generó los primeros cambios, la contratación de dos entrenadores, José de Jesús Fuentes y Raúl Chabrand y la baja de cinco elementos de las Selecciones Menores.

Fueron despedidos los entrenadores Mario Arteaga y Enrique Echeverria, ambos con 10 años en dichas categorías; el preparador físico Guillermo ‘Platanito’ Hernández, así como Salvador Gamero, de visorias, y Jesús García, de la estructura femenil.

Los cambios surgen a una semana que inicien los Juegos Panamericanos Lima 2019 en la que tomará parte la Selección Nacional Sub-23 que dirige Jaime Lozano y que en algún momento de su corto proceso en el Tricolor contó con la colaboración de quienes quedaron fueron del proyecto.

La reestructuración continúa, luego que en diciembre Dennis te Kloese renunciara como director de Selecciones Nacionales para unirse al LA Galaxy como directivo; su sitio en la práctica fue ocupado por Torrado, quien apenas la semana pasada fue nombrado director deportivo general de la Federacion Mexicana de Fútbol, función que ejercía Guillermo Cantú.

La primera contratación en el nuevo organigrama técnico de menores es la de Miguel de Jesús Fuentes, exportero con amplia trayectoria en Liga de Ascenso. Fuentes ya trabaja en el Centro de Alto Rendimiento y pronto llegará Raúl Chabrand, quien pasó por Xolos de Tijuana y recientemente quedó campeón con el equipo Sub-20 de Atlas. En alguna etapa de su trayectoria jugó en Monterrey y con los mismos Rayados inició su carrera en la dirección técnica.

Ahora se unen al panel de entrenadores de inferiores del Tricolor que integran Alberto Rodríguez, Marcos Atala y Marco Antonio ‘China’ Ruiz, si no sucede otra cosa. También hay que contar al cuerpo técnico que llegó con Lozano, un auxiliar japonés y un preparador físico español.