Mujer rarámuri da a luz en su casa asistida por personal del programa Chihuahua Crece Contigo

0
309

Se comunicó con una facilitadora al sentir dolores de parto, razón por la que ella, acompañada de la doctora, la partera y la enfermera del programa, se dirigieron a su domicilio en Vistas Cerro Grande.

Se le brindó asistencia y atención a ambos quienes se encuentran con excelente salud.

María Verónica Moreno Fernández, joven rarámuri que habita en la colonia Vistas Cerro Grande, dio a luz a su bebé en su domicilio con ayuda de personal del programa “Chihuahua Crece Contigo” de Gobierno del Estado.

En esta estrategia intersectorial intervienen las secretarías de Desarrollo Social, Educación y Deporte y Salud, con el objetivo de reducir la mortalidad materna e infantil, al recibir una atención adecuada en cuestión de salud y nutrición.

El programa se ha implementado en diversas partes del Estado de Chihuahua que se tienen detectadas con mayor vulnerabilidad, en el caso particular de la ciudad de Chihuahua se está trabajando en las zonas cercanas al Cerro Grande.

Un equipo de facilitadores visitó casa por casa haciendo un censo de cuantas niñas, niños, adolescentes y mujeres embarazadas habitan en la zona para detectar quienes necesitan asistencia.

“Vinieron unas doctoras a revisarme porque yo estaba embarazada, me dieron medicinas, y luego siguieron viniendo varias veces”, comentó María Verónica.

Carolina Mina Palma, facilitadora comunitaria, detectó el caso de María Verónica, quien estaba muy avanzada en su embarazo, al asistir a una feria de salud en la Escuela Cerro Grande, para afiliarse al Seguro Popular y al Registro Civil para sacar el acta de nacimiento para su primer hijo.

Además, se le brindó una consulta médica para revisar el estado de su embarazo y verificar que no había algún problema de salud con ella y su bebé.

Dos semanas después, María se comunicó con Carolina al sentir dolores de parto, razón por la que ella, acompañada de la doctora, la partera y la enfermera del Programa Chihuahua Crece Contigo, se dirigieron a su domicilio.

Al llegar, se encontraron con la sorpresa de que el bebé ya estaba a punto de nacer, así que se le brindó la asistencia necesaria para un parto exitoso. Posteriormente trasladaron a madre e hijo en ambulancia a un Hospital General donde terminaron de atenderla y revisar que ambos se encontraban en buenas condiciones.

“Muchas gracias a las personas que me enviaron a ayudar. Estoy muy feliz de tener este niño. Qué bueno que vinieron, no sé qué hubiera hecho”, expresó Verónica. A ella se le va a seguir atendiendo para asegurar que su hijo crezca sano y su desarrollo sea el mejor posible.

Con estas acciones gubernamentales se busca cerrar la brecha de desarrollo humano y conformar una gran red de protección y cuidado para la infancia y la adolescencia, convirtiendo a Chihuahua en referente nacional.