Llama Secretaría de Salud a practicarse prueba de Hepatitis C a personas con alto riesgo

0
341

El encargado de la Clínica de Hepatitis del Hospital General “Dr. Salvador Zubirán Anchondo”, Omar Rascón Hernández, señaló que la Hepatitis C es una enfermedad crónica, que gracias a las innovaciones en la medicina, puede ser curable.

En el marco del Día Mundial Contra la Hepatitis, destacó que el citado nosocomio se encuentra acreditado para la atención de la Hepatitis C desde hace cinco años.

Informó que el rango registrado de edad de las y los pacientes atendidos por este padecimiento en el citado hospital, va de los 18 a los 55 años; esto, indicó, debido a que la primera causa de infección, en el 75% de los casos, es la drogadicción intravenosa.

Como segunda razón, se tiene la aplicación de tatuajes múltiples, a consecuencia del uso de material contaminado, mientras que el tercer motivo es la colocación de piercings.

“Los primeros síntomas de esta enfermedad no son muy específicos, por lo que se pueden confundir con otras patologías, ya que se presentan cansancio, decaimiento y malestar en general”; también se pueden presentar complicaciones multi sistémicas, como afectación al riñón, a los nervios o problemas vasculares, las cuales son menos comunes.

Por ello, indicó que el personal médico que trate a la persona enferma, debe saber si esta cuenta con antecedentes como drogadicción con jeringas, tatuajes, piercings, o que haya tenido varias parejas sexuales, a fin de confirmar o descartar la enfermedad, comentó el especialista.

Anteriormente el tratamiento que se manejaba, brindaba una esperanza de vida del 50 por ciento, sin embargo, señaló que gracias a los avances en el área de la medicina, las personas afectadas tienen ahora un 98 por ciento de probabilidad de curarse, solo con seguir a cabalidad las indicaciones médicas, por un periodo de tres meses.

“Si el paciente deja las drogas, el consumo del alcohol y sigue al pie de la letra el tratamiento indicado, puede curarse de la enfermedad. Pero si este vuelve a las adicciones, corre un alto riesgo de que vuelva la Hepatitis C”, indicó el encargado de la clínica.

Por último, hizo un llamado a extremar precauciones y realizarse la prueba de Hepatitis C, a las personas que se aplican tatuajes, aretes u usan o que comparten jeringas.