La diputada del PT Deyanira Ozaeta pide a CEDH revisar reglamento cívico

0
190

La diputada del Partido del Trabajo (PT), Deyanira Ozaeta, presentó un exhorto dirigido a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para que haga una revisión del reglamento cívico aprobado por el Ayuntamiento de Chihuahua, el cual tendría diversos artículos violatorios a los derechos humanos.

NnEste exhorto fue desechado debido a que no obtuvo la votación requerida para su aprobación o negativa, ya que los diputados del PAN, del PES y de Movimiento Ciudadano, se abstuvieron de votar esta iniciativa en calidad de urgente resolución.

Durante su participación en sesión ordinaria, la legisladora precisó que el Municipio excede sus facultades al reglamentar derechos humanos, en relación a lo establecido en el artículo 32 y 33 fracción séptima, en materia de sanción e infracción, donde la redacción es violatoria a los principios generales del derecho.

El artículo 32, señala que las: “las infracciones señaladas en el presente Capítulo son meramente enunciativas y no limitativas, por lo que también son materia de sanción, aquellas otras conductas similares o que contravengan las demás disposiciones legales aplicables…”.

Al respecto, la legisladora explicó que la anterior redacción claramente es violatoria de los derechos humanos, ya que, como lo resolvió la Suprema Corte de Justicia de la Nación en otro ejemplo, queda estrictamente prohibida la aplicación de la analogía o mayoría de razón, dejando en un completo estado de indefensión a la ciudadanía chihuahuense.

“El problema radica en que el apartado de sanciones, se enumera una serie de acciones que serán merecedoras de infracciones, sin embargo, la redacción del 32 abre la posibilidad de que otras similares también lo sean, y es este punto el que constituye una violación a los derechos humanos, ya que el ciudadano podría ser sancionado por una acción “similar”, así tan general como se escucha.

En su exposición de motivos, Ozaeta Díaz señaló que el artículo 33 en su fracción séptima, contiene otra inconsistencia que viola los derechos humanos consagrados en los artículos sexto y noveno de la Carta Magna, ya que estipula condicionantes para ejercer el Derecho a la Libertad de Expresión, reunión, entre otros, solicitando a la ciudadanía que para ejercer estos derechos estipulados en la Constitución Federal deben contar con una autorización previa por parte del Municipio, coartando a todas luces el libre ejercicio de los Derechos Humanos.

Además de estos artículos, y dos más señalados en el exhorto presentado, es que se solicita al Ayuntamiento reconsiderar los artículos en mención, ya que la aplicación de ellos, representa un riesgo latente a cometerse violaciones a los derechos humanos.

“Siempre será importante contar con reglamentos y leyes a la vanguardia, siempre y cuando no ponga en riesgo las libertades de la ciudadanía”, concluyó Ozaeta Díaz.