Marcelo Ebrard descarta de México se convierta en un tercer país seguro para migrantes

0
310

México rechazó el lunes convertirse en un «tercer país seguro» para solicitantes de asilo en Estados Unidos, luego de que el jefe interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijera que ambas naciones dialogaban para lograr un acuerdo que ayude a detener el flujo de migrantes hacia el norte.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, descartó este lunes que México vaya a ser tercer país seguro para la migración, a pocas horas de viajar a Estados Unidos donde evaluará los resultados del acuerdo migratorio cerrado en junio con Washington DC a cambio de que el gobierno del presidente Donald Trump no impusera aranceles a su vecino del sur.

El canciller mexicano respondió así al encargado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), Mark Morgan, quien corroboró que Washington sigue «absolutamente» interesado en impulsar un acuerdo de «tercer país seguro» con México.

Ebrard se reunirá este martes en Washington con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, con quien revisará los avances del acuerdo migratorio bilateral alcanzado en junio y que evitó la imposición de aranceles estadounidenses al país latinoamericano.

A fines de mayo, el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con imponer aranceles a todos los productos mexicanos si el país latinoamericano no reducía el flujo de migrantes que, atravesando su territorio, llegan a Estados Unidos. Tras días de negociaciones, México acordó reforzar su frontera sur y ampliar el TPP, un programa que permite a Estados Unidos enviar migrantes a territorio mexicano mientras tramitan sus solicitudes de asilo.

Pence insistió este lunes en que «todavía hay mucho trabajo por hacer» a fin de frenar el flujo migratorio que atraviesa territorio mexicano para alcanzar Estados Unidos.

El Gobierno de México sostiene que, a raíz del acuerdo, por el cual se desplegó la Guardia Nacional en las fronteras norte y sur, se ha reducido el flujo migratorio un 56 %.

Según datos del Instituto Nacional de Migración (INM), en el periodo de enero a septiembre, México deportó a 106,552 indocumentados. La cifra aumentó sustancialmente a partir de junio, mes que batió récords al cerrar con 21,912 deportados.

En los tres meses que han pasado desde la firma del acuerdo, se han deportado 52,705 extranjeros, una cifra solo un poco inferior a los 53,847 deportados en los cinco primeros meses del año.