¿Intento de asesinato de un presidente estadounidense en México?

0
349

En 1909, en las ciudades fronterizas de El Paso, Texas, y Ciudad Juárez, Chihuahua, ocurrió uno de los hechos histórico-diplomáticos más importantes del país, pues se llevó a cabo la primera reunión binacional de presidentes, México y Estados Unidos y se dio precisamente en los últimos tiempos del Porfiriato.

Se reunieron, los entonces presidentes de México, Porfirio Díaz, y el de Estados Unidos, William Howard Taft, con el propósito de fortalecer los lazos de cooperación, ayuda mutua, entendimiento y cooperación.

El encuentro se realizó, primero, en los salones de la Cámara de Comercio de El Paso; después Taft cruzó el puente fronterizo (fue la segunda vez que un presidente norteamericano lo hacía) y se reunió con Díaz en la Aduana de Ciudad Juárez para una cena imponente en la entonces aduana.

En aquella fecha el periódico católico El Tiempo manifestó que se había descubierto un complot para asesinar a ambos mandatarios, con la intención de enemistar a las dos naciones. Se decía incluso que aquel 16 de octubre, cuando Taft fue a conocer al presidente de México, Porfirio Díaz, en la frontera de los dos países, los Rangers de Texas capturaron y desarmaron a un supuesto asesino a sólo varios pies de distancia de los dos presidentes.

De aquel complot no quedan pruebas fehacientes, sólo rumores, explicó el doctor Jacinto Barrera Bassols de la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), durante su conferencia “Investigación entrevista Dáz-Taft y eventual atentado” en el marco de las “V Jornadas Culturales de la Revolución en el Norte de México”, en las instalaciones del Museo de la Revolución de la Frontera (MUREF), organizadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de Chihuahua.