Estimulación Temprana, Fundamental Para Desarrollar Estructuras Cerebrales En Bebes: IMSS Chihuahua

0
224

Los estímulos recibidos durante la infancia son fundamentales para
el desarrollo de las estructuras cerebrales.
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, exhorta a su
población derechohabiente a estar pendientes a los estímulos que
reciben los recién nacidos, para que tengan un óptimo desarrollo tanto
físico como mental.
Para que la estructura nerviosa del bebé se desarrolle como es debido, es
indispensable que el cerebro sea estimulado por el ambiente, siempre
con la supervisión de sus padres.
Se deben de abarcar cuatro áreas importantes del desarrollo:
 Motor grueso: son los grandes movimientos en el cuerpo y
extremidades
 Motor fino, este abarca los movimientos precisos que nos dan las
manos y los dedos.
 Lenguaje: implica la capacidad de comunicación y el habla.
 Socio afectivo: abarca la capacidad de relacionarse con los demás, la
capacidad de expresar emociones y sentimientos.
Por lo tanto, se sugiere que algunas actividades comunes, pero
sumamente efectivas son las siguientes:
 Durante el día, facilitarle algún juguete que estimule sus sentidos
(vista, oído, tacto, olfato)

 Después de bañar al bebé, si el clima lo permite, darle un ligero
masaje con un poco de crema humectante. Esto los relaja y
consiguen tener una mejor calidad de sueño.

Con respecto al lenguaje, se recomienda hablarle continuamente al niño
con un tono de voz normal (no “chiple”), pronunciando correctamente las
palabras, cantarle, leerle cuentos, contarle historias que lo diviertan de
acuerdo a su edad. De preferencia empezar con libros que contengan
dibujos.
Un error común que cometen los padres de infantes que están
empezando a hablar es anticiparse a las palabras que el niño quiere
expresar, ya que impiden que realice el esfuerzo de concentración
necesario para aprender a expresarse y darse a entender.
Es importante que los padres dediquen el mayor tiempo posible a jugar y
convivir con sus hijos, ya que además de fortalecer el vínculo padres-hijo,
tratando en lo posible de no “entretenerlos” largos periodos de tiempo
con aparatos electrónicos (TV, celular o tablet), y si así fuera el caso,
supervisar que lo que vean los niños sea de acuerdo a su edad.
También es fundamental no sobrecargar al bebé de estímulos, ya que un
niño con sobrestimulación no desarrollará una inteligencia superior al de
otro bebé que haya recibido una cantidad normal de palabras, afecto,
juegos y contacto físico.
En caso de se detecte algún problema en el desarrollo del niño, es
conveniente llevarlos a su médico familiar para que reciba el tratamiento
apropiado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here