Cae cifra de menores migrantes en poder de la Patrulla Fronteriza

0
711

Washington.— La cifra de menores migrantes bajo custodia de la Patrulla Fronteriza cayó 88% en un mes, reveló ayer el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El 28 de marzo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) tenía bajo su custodia a más de 5 mil 700 menores de edad y “hoy [lunes 3 de mayo] la cifra es de 677”, es decir, una reducción de casi 88%, y matizó que además ahora “pasan una fracción del tiempo que pasaban hace apenas un mes”, dijo el DHS en Twitter.

Bajo la política migratoria de la actual administración, EU continúa expulsando a los indocumentados adultos, pero acepta y toma bajo su custodia a los menores de edad que arriban solos. Estos menores quedan, inicialmente, a cargo de la CBP, la cual debe transferirlos en un lapso de 72 horas a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), que en marzo llegó a tener 20 mil menores bajo su custodia mientras buscaba a sus familiares en EU o patrocinadores.

Al mismo tiempo, se anunció que a partir de hoy el gobierno de Biden comenzará a reunificar a algunas de las familias de inmigrantes separadas por la administración de su predecesor Donald Trump. Como primer paso, las autoridades estadounidenses permitirán la entrada para que puedan volver a ver a sus hijos a cuatro mujeres de México, Guatemala y Honduras, que en su día fueron separadas de ellos en la frontera y deportadas a sus países de origen.

Se espera que esas mujeres ingresen en Estados Unidos a través de Texas y California. Esto, aseguró Mayorkas, “es sólo el comienzo”, adelantando que “muchas más seguirán”.

Actualmente, hay más de mil familias de migrantes separadas, según el DHS, a consecuencia de la política de tolerancia cero que Trump aplicó entre abril y junio de 2018.

Más refugiados

Biden anunció asimismo que va a subir a 62 mil 500 la cuota anual de refugiados que admitirá el país, después de que su decisión de mantener el mínimo de 15 mil marcado por el gobierno anterior generara una ola de críticas. Antes de Trump, el gobierno de Barack Obama recibió en promedio unos 100 mil refugiados cada año.