OSO NEGRO CAPTURADO EN ZONA URBANA, VIVIRÁ EN ZOOLÓGICODE CHIHUAHUA

0
333

Cd. Aldama, Chih.- El ejemplar de oso negro que estuvo rondando por varios días en las colonia Zootecnia de la ciudad de Chihuahua, fue capturado por personal de la Profepa y cuidadores del Zoológico de Chihuahua, donde permanecerá hasta su recuperación y las disposiciones de la autoridad.

El animal que pesa entre 120 y 140 kilogramos, fue visto por vecinos en la zona urbana de la capital, donde aparentemente llegó en busca de alimentos y agua, pues las altas temperaturas del estado mantienen secos ríos y arroyos.

Alberto Hernández, propietario del zoológico localizado a 30 kilómetros de la ciudad de Chihuahua, dijo que luego del reporte de vecinos al 911, es que se implementó un operativo para su captura en el que participaron especialistas del Zoológico de Chihuahua y un ingeniero zootecnista, apoyados por personal de Profepa.

“El animal fue dormido con un dardo tranquilizante y a pesar de que quería huir mientras hacía efecto el sedante, fue rescatado con el apoyo de los bomberos y trasladado aquí, donde ya fue valorado y, al parecer, esta hembra sólo padece desnutrición y deshidratación”, dijo Alberto Hernández.

Destacó que el animal debe ser de los capturados hace tres años luego del incendio gigante que se registró en Monterrey debido a que porta un collar de seguimiento, que está desactivado y que su edad debe ser de 5 años.

Ahora se recuperará en este lugar denominado “Santuario de los animales”, en espera de la decisión de las autoridades de ser o no regresado a su hábitat, “con el riesgo de que, por la sequía, continúe deteriorándose su salud”.

Hernández dijo que ellos tienen en custodia muchos animales que decomisó la Procuraduría General de la República hace tres años, y que el sostenimiento es pagado exclusivamente por el zoológico, por lo que invitan a la sociedad a que lo visten y de esta manera apoyar para el cuidado de las cientos de especies.

Tanto el oso negro como los ligres que nacieron la semana pasada, pueden ser observados por los visitantes y para muchas de las especies, está permitido darles alimentos naturales (frutas o granos) que allí se consiguen.