Pide Laura Contreras 150 ampolletas urgentes para combatir Rickettsiosis en Chihuahua

0
414

–          Exhorta a la Secretaría de Salud a garantizar abasto de antibiótico en hospitales públicos

–          Aumenta mortalidad por la enfermedad en temporada de calor

CDMX.- La diputada Laura Patricia Contreras Duarte presentó un exhorto dirigido a la Secretaría de Salud para que se garantice el abasto del tratamiento antibiótico contra la rickettsiosis, un problema de salud que se ha ido acrecentando por la temporada de calor y que causa el aumento de la mortalidad infantil por el retraso del antídoto.

En días pasados el doctor Jesús Eduardo Esparza Chávez presidente del Colegio de médicos de Chihuahua se reunió con la diputada chihuahuense e hizo un llamado para atender el problema de salud producido por la bacteria que se comporta como parásitos intracelulares a las que se los conoce como Rickettsiosis.

Según datos del colegio de médicos se ha incrementado la mortalidad infantil por causa de esta enfermedad debido al retraso en el tratamiento antibiótico, El cual debe de iniciarse basado en datos clínicos los fármacos de elección son el cloranfenicol, la doxiciclina.

La enfermedad se transmite al hombre por la picadura de garrapatas, que en este caso

o actúan como reservorio y vector a la vez, en los hospitales del Estado de Chihuahua es común la infección por rickettsia con complicaciones graves y con finales fatales por la inexistencia de medicamentos.

“Exhortamos a la Secretaría de Salud, para que no falte este antibiótico que existe en el mercado internacional, este medicamento debe de ser incluido en el cuadro básico de medicamentos, pero mientras esto sucede es necesario dotar a los hospitales infantiles del Estado de un mínimo de 150 ampolletas para evitar desenlaces fatales.” Dijo la legisladora durante la sesión desarrollada este martes en la Cámara de Diputados.

Recordó que la protección a la salud es un derecho fundamental consagrado en el artículo 4o. de nuestra Constitución Política; e indicó que las dependencias y entidades de la administración pública tienen la obligación de proveer servicios de salud a toda la población, sobre todo a aquellos grupos que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad como es el caso de las niñas, niños y adolescentes, atendiendo al interés superior de la niñez.