Ante la sequía busca Estado garantizar que el agua potable en Chihuahua Capital sea exclusiva para el consumo humano

0
49

Clausura JMAS tomas clandestinas en el acueducto Nombre de Dios; en coordinación con la Agencia Estatal de Investigación realiza operativos para evitar el robo de agua potable en la ciudad

Gobierno del Estado, a través de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) de Chihuahua informó que como una medida para hacer frente a la sequía, realiza operativos conjuntos con la Agencia Estatal de Investigación (AEI) para detectar y eliminar las tomas clandestinas de agua potable de esta Ciudad Capital, a fin de garantizar que el recurso hídrico sea exclusivamente para el consumo humano.

Como parte de estas acciones, este domingo 12 de junio se clausuraron dos conexiones ilegales en el acueducto Nombre de Dios, que estaban conectadas a líneas de 1.5 pulgadas y ¾ de pulgada, y que se utilizaban para suministrar agua a 15 granjas ubicadas en el camino vecinal del ejido Nombre de Dios a Tabalaopa, donde empleaban el vital líquido en gran medida para sus animales y el riego de árboles y plantas.

Además, existen 2 querellas más de robo del vital líquido en diversos puntos de la ciudad, que están siendo atendidas por ambas instancias.

Por lo anterior, dicho organismo continúa con los trabajos de ampliación de la red morada en la ciudad, que es un conjunto de tuberías y tanques necesarios para llevar agua tratada desde las Plantas de tratamiento hasta el punto donde se pueden reutilizar, ya que de esta manera parques y jardines se dejarán de regar con agua potable.

Gracias a la coordinación de los departamentos Jurídico y de Facturación y Cobranza de la JMAS con la Agencia Estatal de Investigación y el Tribunal Superior de Justicia del Estado, se realizan trabajos conjuntos a fin de erradicar el robo de agua potable en la ciudad de Chihuahua.

La fuerte sequía que se ha vivido en las últimas semanas ha ocasionado que aumente considerablemente el consumo de agua potable en la ciudad, por tal motivo la JMAS exhorta a la ciudadanía en general a hacer un uso responsable del agua y respetar los horarios de riego establecidos, a fin de lograr un mejor aprovechamiento y evitar el desperdicio.