Policías municipales reciben recién nacida en su patrulla

0
352

Mujer era trasladada de urgencia a la clínica de Ginecobstetricia pero los síntomas del parto llegaron sorpresivamente en el camino

 

 

De nueva cuenta y gracias a su preparación, profesionalismo e interés de servir a su comunidad, agentes de la Policía Municipal se convirtieron en parteros al atender durante la noche del lunes en el estacionamiento de un establecimiento comercial y a bordo de la unidad oficial, a una mujer que dio a luz una bebé completamente sana, como producto de la oportuna intervención de los servidores públicos.

 

La mujer salió de su vivienda en Riberas de Sacramento alrededor de las 22:30 horas del lunes, pero antes se comunicó al 9-1-1 para solicitar auxilio porque ya presentaba la sintomatología propia de un inminente alumbramiento y temía no alcanzar a llegar al hospital. Fue por eso que los policías de academia Carlos Mendoza Campos y el además paramédico Roberto Massironi Montelongo fueron asignados de inmediato por su compañero radio-operador en turno para salir al encuentro de la mujer.

 

La señora Paola Muñoz Ontiveros, de 30 años, viajaba a bordo de un auto Golf modelo ’88 el cual fue ubicado sobre la carretera a ciudad Juárez, a la altura del Complejo Industrial Impulso, donde los elementos con el fin de hacer el traslado urgente, la abordaron a la patrulla en tanto se acercaba una ambulancia, sin embargo, más adelante a la altura del centro comercial Smart La Villita, fue necesario detener la patrulla y atender a la parturienta ahí mismo pues empezaba el alumbramiento.

 

Fue así que auxiliado por su compañero, el agente paramédico Massironi extrajo del vientre materno a una robusta nenita con signos de salud estables, a quien se le dio atención inicial y se cubrió con un aditamento regulador de temperatura corporal y posteriormente fue abordada junto a su madre en una ambulancia de la Benemérita Cruz Roja Mexicana para su traslado a la clínica de Ginecobstetricia del Seguro Social, donde se les brindaría la atención posparto especializada.

 

Con esta nueva intervención, los policías paramédicos de la DSPM acumulan ya 7 valiosos apoyos a mujeres en situación de parto en los últimos 10 meses, algunas atendidas al interior de su vivienda y otras a bordo de patrullas, como es el caso, además de autos particulares. El más reciente, justamente atendido por el también policía y paramédico Roberto Massironi, padre.